Vuelo indoor, el deporte del futuro

Vuelo indoor, el deporte del futuro

0
COMPARTIR

 

Coreografías y actuaciones impresionantes de la élite internacional de vuelo indoor tuvieron lugar el pasado 3 y 4 de febrero en la cuarta edición de los Wind Games, con sede en el túnel de viento, Windoor, de Empuriabrava, España.

 

Gracias a investigaciones desarrolladas para el estudio de movimientos aerodinámicos en busca de obtener un mayor conocimiento de los efectos del aire alrededor de objetos sólidos, nacieron los túneles de viento como elemento clave para pruebas de nuevas formas y diseños de aviones, y con ello uno de los deportes artísticos más recientes, con instalaciones de alta tecnología de 4 turbinas de gran potencia que generan un flujo continuo de aire vertical regulable que, permite a cualquier persona, recrear la sensación de la caída libre, en un espacio seguro y supervisado en todo momento.

 

De esta manera es como en la actualidad podemos contar con competencias internacionales de giros, piruetas y aterrizajes controlados. Este año con una participación récord de 200 atletas y 80 equipos de todo el mundo.

 

La intervención de deportistas de alto nivel y las nuevas disciplinas artísticas  SoloSpeed y 4 Speed, además de la introducción de una ronda musical dentro de las pruebas de 2WD han marcado la edición de este año.

 

Por otro lado, Aida Rico, directora de la instalación en Girona, España, destacó la importante participación, tanto de competidores como de audiencia, incluso, el interés que internautas mostraron a través de las redes sociales, con números que superan los 25 millones durante los dos días del evento de los Wind Games del 2017, lo que podría representar una notable consideración de convertir el vuelo indoor en un deporte olímpico.

 

Y es que, hoy más que nunca podemos comenzar a tomar en cuenta la tecnología como un gran referente, no sólo para estudios científicos, sino para implementarlo como deporte olímpico, además de los complementos en deportes ya conocidos.