Transformación digital, motor de la Cuarta Revolución Industrial

Transformación digital, motor de la Cuarta Revolución Industrial

En la era de la tecnología, las soluciones inteligentes se distinguen como estrategia clave para el impulso de la rentabilidad y eficiencia de los negocios.

0
COMPARTIR
john_henry_revolucion_industrial_cuarta_ebusinesshoy

Así como la máquina de vapor transformó, hace poco más de tres siglos, los paradigmas económicos y sociales de la humanidad, hoy vivimos el imperio de la tecnología en el que la innovación es la clave para la transformación digital de las compañías. “Ahora estamos en una cuarta revolución industrial en donde todos los procesos son más inteligentes con ayuda de plataformas tecnológicas. Entramos a temas como Big data o Internet de las cosas en donde el empresario no se va a dedicar a la gestión, sino a recopilar la mayor cantidad de datos posible”, apunta Eduardo Vivar, director de mercadotecnia de Izertis, empresa dedicada a la trasformación digital de las empresas y uno de los cuatro mejores Gold Partner de Microsoft Dynamics.

En el Foro Económico Mundial (WEF) 2016, Klaus Schwab, presidente del organismo y autor de “La Cuarta Revolución Industrial”, definió a esta transformación como una etapa transitoria hacia nuevos sistemas construidos sobre la infraestructura de la revolución digital. En cuanto al dinamismo de las finanzas que representará, un estudio de la consultora multinacional Accenture (presentado en la WEF) vaticina que esta naciente nueva era industrial inyectará más de 14 mil millones de dólares a la economía del planeta en los siguientes tres lustros.

En medio de este disruptivo contexto, Izertis sustenta su oferta de valor en apoyar a las compañías en su proceso de transformación digital para optimizar la gestión corporativa por medio de plataformas de tecnologías de la información. “Nuestra primera pirámide es la innovación, en la que analizamos todos los procesos de las empresas para llevarlos, mediante una cierta metodología, a ser más eficientes en sus procesos de innovación”, explica Vivar.

El directivo de este consorcio de origen español, con experiencia de más de cinco años en el mercado mexicano, detalla que su área de Application Management ofrece un menú de soluciones empresariales como Enterprise Resource Planning (ERP), Customer Relationship Management (CRM), y Business Intelligence (BI), además de desarrollos a la medida que incluyen el ambiente en la nube. “No llegamos de primera mano e implementamos una plataforma, sino que hay todo un proceso de análisis. Tenemos, entre México y España, alrededor de 400 profesionales especialistas en crédito, finanzas, manufactura, cadena de suministro, marketing, y ventas, entre otros”, apunta.

Grupo Izertis, que prevé cerrar el año con una facturación superior a los 20 millones de euros, despliega en nuestro país su repertorio de soluciones inteligentes especialmente para los segmentos de distribución, construcción y manufactura. “En México, nuestro mercado meta son las empresas de manufactura en general. Es muy fuerte el sector automotriz porque están viniendo muchas armadoras como Kia, Toyota, y algunas alemanas. Nuestra solución incide desde el back office hasta la distribución del producto, y la idea es que todos los departamentos estén conectados a una plataforma”, señala Vivar.

Entre muchos ejemplos de herramientas de negocio ideadas por Izertis, destaca el creado para una de los grupos textiles más grandes del mundo consistente en desarrollar una aplicación que permite que los promotores de todas las tiendas tengan, en su dispositivo móvil, la información del catálogo de temporada para garantizar la actualización de las prendas. Otro caso es el de una solución concebida para una compañía de elevadores y escaleras eléctricas que, con ayuda del Big data, permite entre otras cosas realizar análisis predictivos para saber los instantes en que los ascensores van a fallar; información que hace posible planear su mantenimiento de forma oportuna.

De acuerdo con Eduardo Vivar, el costo de pertenencia de este tipo de soluciones puede ser tangible para las empresas aproximadamente al año y medio de su puesta en operación, con impacto directo en su área financiera, gracias a los ahorros y eficiencias operativas que conlleva, que podrían mejorar su productividad hasta en un 85%. Sin embargo, alerta en que para una efectiva gestión es clave contar con asesoría permanente. “En su proceso de transformación digital requieren del acompañamiento de nuestros consultores y la especialización profesional que tienen en las diferentes industrias. Realmente no sirve de nada implementar una solución si no se tiene el know how”, concluye.

En los albores de la Cuarta Revolución Industrial, las tecnologías digitales son actores determinantes en el crecimiento y competitividad de las empresas. Por lo pronto, en este momento ya representan más de una quinta parte del Producto Interno Bruto (PIB) del planeta. En este nuevo paradigma económico todo apunta a que sólo sobrevivirán las compañías que demuestren la mejor capacidad de adaptación.