Récord en robo de base de datos durante el 2016

Récord en robo de base de datos durante el 2016

0
COMPARTIR

 

Probablemente muchos consideren nuestra generación como la más informada de todos los tiempos, y es que con el Internet millones de fuentes están disponibles en cualquier lugar, a cualquier hora, tan sólo es necesario una conexión a la red para tener una vastedad de conocimiento al alcance de un clic.

 

Sin embargo, más que redes sociales, vídeos o artículos, la web es algo aún más importante: la mayor base de datos de la historia, una recopilación impresionante de documentos almacenados de forma sistemática. Pues, debido a las facilidades otorgadas mediante la informática, gran parte de la información hoy en día es procesada electrónicamente.

 

El problema de internet es que para tener presencia en un mundo digital es primordial darte de alta en miles de páginas, lo que implica otorgar una fracción de ti a algún sitio o empresa, pero cuál es el verdadero prejuicio. En la actualidad la información ha elevado notablemente su valor, por ello hackers han logrado un récord durante el 2016 con un robo de más de 4.2 billones de datos en un total de 4 mil 149 reportes globalmente.

 

Esto significa una increíble fuente de información personal, e incluso, gubernamental en manos de ladrones cibernéticos. Se ha estimado un aproximado alrededor del mundo, que los ataques de hackers representaron el 53% de todas las bases de datos, y aunque también se han reportado laptops robadas, éstas representaron menos del 2% de las infracciones, lo que genera aún más incertidumbre, puesto que mantener seguro un portátil o una PC no garantiza la seguridad de los datos expuestos en la web.

 

Inclusive, compañías reconocidas como Yahoo han tenido fallos de seguridad. Por otro lado, FriendFinder Networks y MySpace representaban 2,2 millones de registros de datos, convirtiéndose en objetivos importantes, pero a pesar de las empresas, ahora conscientes de las amenazas potenciales, quizá las medidas de protección no sean suficientes para posibles ataques cibernéticos.