¿Qué esperar del 2017 y del sector de la tecnología digital?

¿Qué esperar del 2017 y del sector de la tecnología digital?

Nos encontramos en un momento histórico, ya que, al mismo tiempo que es interesante lo que la tecnología y lo digital presentan, también hay un lado oscuro que debe ser analizado y controlado.

713
0
COMPARTIR
2017_digital_bernardo_david_ebusinesshoy
Lo digital seguirá evolucionando durante el próximo año. Innovación será la palabra clave en el mundo de los negocios. La seguridad cibernética un tema de gran relevancia para la legislación.

Llega el año 2017. Hay mucha gente esperando al nuevo presidente de los Estados Unidos, pero el mundo de la tecnología no se queda atrás a nivel de sorpresas. Hay algunas tendencias que, al parecer, darán forma a los próximos 12 meses:

La transformación digital de los sectores tradicionales. Ignorar lo digital dejó de ser una opción para (casi) el 100% de las empresas. Es hora de que sectores que fueron mucho tiempo protegidos, como los seguros y la educación, al ver a las grandes innovaciones que aparecen, sientan la competencia de las nuevas tecnologías y las startups. La digitalización no consiste en tener un sitio o app: se trata de transformar toda la empresa e injertarle el ADN digital al modelo de negocio (estrategia, productos y servicios, procesos).

Los gigantes tecnológicos serán aun más grandes. Google, Facebook, Amazon, Apple y Microsoft están empezando a ser tomados mucho más en serio. Estas empresas tienen hoy cantidades de datos y una enorme capacidad de procesamiento que, combinados con una capacidad casi ilimitada para la inversión, les da un poder superior al de muchas naciones.

La digitalización no consiste en tener un sitio o app: se trata de transformar toda la empresa e injertarle el ADN digital al modelo de negocio

Recursos humanos. En una era de tecnología, curiosamente, uno de los principales problemas es la falta de recursos humanos preparados con conocimientos relevantes para el sector digital. Si las “máquinas” van a acabar con muchos puestos de trabajo en los próximos años, la demanda nunca ha sido mayor para los especialistas en áreas como la gestión de la información, programación, y muchas otras áreas relacionadas. Y los salarios tampoco han estado tan altos.

La inteligencia artificial y el machine learning. Una de las grandes apuestas de las empresas (en particular los cinco gigantes mencionados anteriormente, junto a otros actores como IBM con Watson) son estas tecnologías. Varias inversiones serán anunciadas próximamente y las nuevas tecnologías estarán a disposición del público de manera casi imperceptible en muchos sectores.

Ciberseguridad. Si los ataques terroristas que hemos visto son alarmantes, el riesgo de la seguridad cibernética debería preocuparnos más. Muchos aparatos tienen procesadores y sistemas operativos. Y si éstos están presentes, hay una posibilidad de ser hackeados y utilizados para otros fines. Nuestra infraestructura (aeropuertos, carreteras, agua, etcétera), los de transporte (coches, aviones, barcos, etc.) y nuestros datos y secretos están en línea y pueden caer en las manos equivocadas. Hay una falta de legislación sobre el tema y las autoridades a menudo están más atrasadas a nivel técnico, que los delincuentes.

Si los ataques terroristas que hemos visto son alarmantes, el riesgo de la seguridad cibernética debería preocuparnos más.

Las nuevas interfaces. Las pantallas no tienen sentido. Estamos en la era de la papada, siempre con la cabeza agachada mirando a un rectángulo brillante. Esto no sólo no es estético sino que además no es natural. Lo digital tiene que integrarse más a la realidad, los sensores que automatizan funciones, la realidad aumentada, control de voz; los robots van a cambiar la forma en que interactuamos con las máquinas y la realidad. El Internet de las cosas comenzará a estar más presente en nuestras vidas con la integración de la conectividad en productos de uso cotidiano. La realidad virtual, en mi opinión, también llegó para quedarse. He estado probando diversas soluciones disponibles en el último período (Oculus, Play Station, etc.), y ahora ofrecen soluciones de entretenimiento superiores a las tradicionales.

Para hacer más interesante el año 2017, el desafío no será ninguna de estas tendencias en particular, sino más bien cómo montar un rompecabezas con varias de ellas. Por ejemplo, ¿cómo es que las compañías tradicionales serán capaces de contratar y retener los recursos humanos que necesitan para la transformación digital cuando no pueden, en la mayoría de los casos, cubrir los valores ofrecidos por las empresas de tecnología (véanse los salarios en Google o Facebook, por ejemplo). Tienen que tratar de recuperar el atraso tecnológico que tienen, pero quieren hacerlo con los equipos con menos experiencia en los temas. Difícil misión.

Nos encontramos en un momento histórico, ya que, al mismo tiempo que es interesante lo que la tecnología y lo digital presentan, también hay un lado oscuro que debe ser analizado y controlado. Que en 2017 sepamos aprovechar lo que es bueno y preparar una futura sociedad sostenible.