México aún está en la espera de tener una Ley Fintech

México aún está en la espera de tener una Ley Fintech

Un punto relevante de la regulación Fintech es el uso de criptomonedas o monedas virtuales para evitar fraudes.

0
COMPARTIR
La Ley Fintech se compone de 143 artículos, estos enfocados a diversos temas. Imagen: Web

¿Qué es la ley Fintech?

En casi todo el mundo las empresas fintech trabajan bajo la premisa de que lo que no está prohibido está permitido, es decir, al no tener una regulación propia para dicha industria, éstas pueden operar dentro de huecos legales apalancándose en que la innovación adelanta a la regulación.

Sin embargo, existen muchos países en el mundo que han comenzado a regular dicha industria para ofrecer mayor seguridad a sus usuarios. Por ejemplo, en Japón recientemente se aprobó una ley que permite los intercambios comerciales con bitcoin, tomando esta criptomoneda como un activo con valor oficial, mas no como una divisa.

Por su parte, México ha dado el primer paso para regular esta industria con la llamada Ley Fintech, presentada el pasado 8 de septiembre por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNVB) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), encabezada en ese entonces por Luis Videgaray Caso.

Sin embargo, la visita de Donald Trump a México, previa a las elecciones de Estados Unidos, provocó una ola de críticas al actual canciller que desencadenaron en la renuncia de éste a la SHCP, en consecuencia, la revisión y aprobación de esta ley fue detenida y actualmente sigue sin ser aprobada.

La Ley Fintech se compone de 143 artículos, estos enfocados a diversos temas, por ejemplo, la utilización y regulación de criptomonedas como ethereum y bitcoin; regulaciones que buscan impedir el lavado de dinero a través de empresas de crowdfunding y la implementación de fondos mínimos para la creación de compañías de esta naturaleza, según la ley, con el objetivo de brindar mayor seguridad a sus usuarios.

En México, solo una de cada 10 personas utiliza la banca en línea y servicios financieros digitales. Además, el 59% de éstas conoce los beneficios que le brinda la inclusión de tecnología a la administración de sus finanzas, con base en la Encuesta Nacional Sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH).

A raíz de dicha problemática, las empresas fintech surgen como una alternativa viable para fomentar la democratización de la banca, tomando en cuenta que aunque éstas carecen de una regulación per se, esto no evita que se rijan bajo normas internacionales o bien, como SOFIPOS (Sociedades Financieras Populares), por ejemplo, Kubo financiero, una de las más importantes empresas de crowdfunding del país, que funciona bajo estas normas.

Criptomonedas y crowdfunding

Uno de los puntos más destacables de dicha iniciativa es la regulación de criptomonedas, presentada en su artículo 30, destacando que sería la Comisión Nacional Bancaria y de Valores la encargada de definir los parámetros, condiciones y restricciones para el uso de estos activos.

Hay que mencionar que este asunto no solo se limita al bitcoin, sino que reconoce toda criptomoneda como un “activo virtual”, siendo esto una oportunidad para regular otras divisas menos populares como Ethereum. También, cabe destacar que dicha ley contempla el uso de estas divisas por personas Físicas y Morales, es decir, abriría la puerta a nuevas dinámicas de naturaleza B2B y B2C.

Además, la iniciativa busca regular las instituciones de financiamiento colectivo y los nuevos métodos de pago para que solo se puedan realizar transacciones a través de cuentas más formales del sector financiero, es decir, añadiendo mayor control a través de un intermediario institucionalizado.

La ley aplica para las empresas de crowdfunding que se han regulado como una SOFIPO, en consecuencia, muchas instituciones ya reguladas en México tendrían que hacer modificaciones que les permitan entrar en esta nueva normativa.

De hecho, con base en información de Deloitte, en México hay más de 300 empresas fintech y alrededor de 140 cuentan con alguna regulación o funcionan totalmente dentro de la normativa de ley.

Ciberseguridad

En entrevista con Yair Lelis, Gerente de Ventas de Seguridad de Cisco en México, sobre cuál es el rol que toma la ciberseguridad en dicha regulación, nos aclara que la Ley Fintech está más enfocada al ámbito operacional de dichas compañías y no prioriza ni contiene normativas de seguridad informática per se, sin embargo, esto no impide que estas empresas se regulen bajo buenas prácticas y normativas externas a su industria o región.

De hecho para Yair, “las fintech están tomando muy en serio la ciberseguridad, hay reuniones de su comunidad en las que hablan de tecnología, de seguridad, de fraude… esto es un aliciente para todos y estamos teniendo la iniciativa de las propias fintech”.

También, destaca que el no tomar la ciberseguridad con seriedad o no regular ésta de forma correcta podría ser contraproducente, pues las fintech son un blanco para los cibercriminales. La ambigüedad entre lo que una regulación exige y las buenas prácticas internacionales, condiciona a éstas a crear infraestructuras rebuscadas que por su naturaleza podrían ser vulneradas con facilidad.

La Ley Fintech se vende a sí misma como una herramienta con la cual las empresas de tecnofinanzas podrán regular su operación para acceder a más y mejores inversionistas, sin embargo, la implementación de fondos mínimos y la suma de protocolos a éstas, podría mermar sus acelerados ciclos de innovación, con los cuales han podido diferenciarse de la banca tradicional.