¿Harto de los audífonos convencionales? Prueba escuchar la música mediante los huesos

¿Harto de los audífonos convencionales? Prueba escuchar la música mediante los huesos

0
COMPARTIR

 

Los avances tecnológicos han permitido un desarrollo descomunal en diversos aspectos del mundo moderno, siempre con el objetivo de obtener una mejor calidad de vida. De esta manera elementos esenciales para los seres humanos como la música han sido objeto de grandes innovaciones para una mejor experiencia con el sonido.

 

No cabe duda, que desde su invención durante la primera mitad del siglo XX, los audífonos han evolucionado a lo largo del tiempo; inalámbricos, con mejor calidad de sonido, así como diseños para aislar el ruido exterior, entre distintas cuestiones de modelos; el objetivo ha sido constante hasta ahora: transmitir mediante un canal auditivo las ondas sonoras a un volumen deseable por el receptor.

 

Por consiguiente, sabemos que el sonido es realmente una onda audible a través de nuestros oídos. Pero, ¿existe una forma distinta de recibir el sonido? Investigaciones han demostrado que dichas ondas no solamente pueden viajar por el aire, de hecho es posible y mucho mejor cuando lo hacen por líquidos o sólidos.

 

Gracias a ello, por fin el sector de la música, y específicamente, los dispositivos auriculares han obtenido su primer evolución a nivel conceptual, mediante una conducción ósea, capaces de llevar el sonido hasta los oídos a través de los huesos.

 

Tradicionalmente, los audífonos reciben una señal eléctrica que, posteriormente transforman en ondas sonoras para hacerlas llegar por el canal auditivo y nuevamente convertirlas en vibraciones por el tímpano. Es así como estas vibraciones llegan al oído interno, donde se forman en impulsos nerviosos que son interpretados por el cerebro.

 

Sin embargo, en la actualidad han creado novedosos auriculares, tales como los Panasonic RP-BTGS10, que transmiten el sonido mediante vibraciones directamente al nervio auditivo por los huesos.

 

La idea principal de este concepto es transferir el sonido directamente en la cabeza, con la finalidad de liberar los oídos para seguir escuchando sonidos externos. El gadget se coloca frente al conducto auditivo, para hacer llegar las vibraciones a través del hueso, directamente hasta el nervio auditivo.

SHARE
Articulo anteriorConcept (not content) is King
Siguiente articuloÁmsterdam: la ciudad futurista