El Buen Fin 2016: La Policía se despliega en la calle, pero...

El Buen Fin 2016: La Policía se despliega en la calle, pero ¿y en internet?

La protección de los consumidores en internet depende poco de las autoridades y más de las precauciones personales que tome el usuario cuando se adentra al universo digital

0
COMPARTIR
Profeco y la Policía de Ciberdelincuencia Preventiva son organismos que se encargan de vigilar

El Buen Fin 2016 ya llegó. Desde este viernes 18 al lunes 21 de noviembre, miles de comerciantes ofrecen descuentos en diferentes productos. Para evitar atascos, atracos, arrebatones, y estampidas de gente, el Gobierno refuerza la presencia de la Policía en las calles mexicanas. Pero, ¿quién protege a los consumidores de la delincuencia online?

Las autoridades de algunos estados como Nuevo León, San Luis de Potosí, Jalisco (Guadalajara) y Ciudad de México, han anunciado sus planes de seguridad con el despliegue de más policías -e incluso Ejército- en las calles, estacionamiento y centros comerciales para evitar robos. Por ejemplo, sólo en en la capital habrá 21,000 policías encargados de la vigilancia durante los cuatros días de El Buen Fin 2016 para velar por la seguridad de comerciantes y compradores.

Pero este año, igual que el anterior, se espera que las compras durante este evento no se realicen sólo en las tiendas físicas sino a través de los negocios online. De hecho, la Amipci (Asociación Mexicana de Internet) estima que este año las compras en línea aumenten en 77% durante el Buen Fin, un panorama en el que juegan parte tanto los grandes etailer y retailer, como otras diversas tiendas online.

Aunque en general no se habla de cuántas personas compraron online durante el El Buen Fin, el incremento de compras suele representar más tráfico, es decir, el aumento de los retos informáticos y las amenazas cibernéticas. Por ejemplo, para el CyberMonday en Chile, cuya dinámica fue similar a la del HotSale -sólo venta online y varios días de rebajas-, Exceda, la empresa responsable de la tecnología de la plataforma, registró cerca de un millón de ataques de denegación de servicios (DDos, como el que tumbó Spotify, Twitter y Netflix a nivel mundial en Octubre) en la página oficial. Por fortuna para ellos, su capacidad técnica les permitió que estos ataques no tuvieran consecuencias, ya que no registraron caídas en el site y los procesos de compra continuaron sin inconvenientes.  

Más allá de las amenazas para las empresas, los días especiales de ventas son un hervidero para la aparición de cibercriminales que desean atraer a los usuarios incautos. Según un informe realizado por Kaspersky Lab, históricamente -2014/2015- en cuando se acercan las fechas de rebajas navideñas, las páginas de phishing que cazan datos financieros empiezan a proliferar. La empresa, a través de un comunicado explica que en el cuarto trimestre de 2015 se registró el 43,8% de todos los ataques phishing.

  • Phishing según ESET:
  • “El phishing es una forma de ataque por Internet de páginas web falsas diseñadas para que se parezcan a la de tu banco o a la de otros bancos a los que accedes con frecuencia. Su único objetivo es conseguir engañarte para que introduzcas datos confidenciales, tales como contraseñas, el número de tarjeta de crédito u otra información secreta”

Con los ataques de phishing los ciberdelincuente usurpan información de las personas, y actúan en nombre de ella. Según los investigadores de RSA FraudAction en el último año a nivel mundial se realiza un ataque de este tipo cada 30 segundos, causando una pérdida general de 9.000 millones de dólares.

¿Quién protege a los consumidores de estas amenazas? Hay autoridades encargadas de revisar el tema, por ejemplo, en México existe la Policía de Ciberdelincuencia Preventiva. Esta unidad se encarga del monitoreo de sitios web y redes sociales en busca de delitos, de formar en materia digital y de lanzar “ciberalertas preventivas”. Los usuarios mexicanos también pueden recurrir a Profeco para denunciar irregularidades en sus procesos de compra online, pero esto último, aunque útil, sería como ir a una comisaría y poner una denuncia después de que el ladrón te arrebató las bolsas del mercado.

¿Y la figura del policía que está apostado a las puertas del local que le da seguridad al comprador de que un ladrón se lo pensarán dos veces antes de mover ficha? Esa figura, aunque todavía distante, la ejercerían los antivirus. La mayoría de las empresas de seguridad cibernética ofrecen soluciones que ayudan a proteger los equipos de estos ataques. Sin embargo, esta protección avanzada es -en la mayoría de los casos- de pago, y no todos los usuarios pueden o quieren invertir en estos programas.

Pero, a esto se suma que, se tenga o no un antivirus capacitado para detectar el phishing, lo que se recomienda desde esta empresas a los consumidores es tomar precauciones personales. Es decir, trasladar las advertencias que toman en el mundo real al digital ó convertirse en un desconfiado.

Los “No te vayas con extraños”, “no camines solo por zonas oscuras”, “no hables con desconocidos o le des la dirección de tu casa” tan adentrados el imaginario colectivo tienen su reflejo en el mundo digital, y hay que prestar mayor atención a detalles claves de cara a las compras.  

  • Por ejemplo:
  • “Verifica el nombre de la dirección web”: los ciberdelincuentes crean páginas muy parecidas a las originales para engañar y el truco está en mirar la dirección y verificar que es idéntica a la oficial. Si no lo es, duda.
  • “Paga sólo a través de medios seguros”: No todas las tiendas lo tienen, pero es mejor usar medios de pago seguro como PayPal o de páginas que tengan sellos de confianza oficiales, como el de Amipci.
  • “Revisa que el sitio web cuente con SSL”: Es una certificación que garantiza que el sitio cuenta con cifrado de datos entre servidor y usuario web. ¿Cómo saberlo? La dirección url comienza con https://, y no http:// y aparece el icono de un candado cerrado.
  • “No confíes en ofertas demasiado buenas”: Aquí aplica el sentido común, si la oferta de descuento es demasiado, mejor desconfía. En cuanto a este punto la policía mexicana recomienda ir a la página de Profeco http://www.gob.mx/profeco y corroborar que la oferta está considerada por la Procuraduría Federal del Defensa del Consumidor.