Ámsterdam: la ciudad futurista

Ámsterdam: la ciudad futurista

0
COMPARTIR

 

Países Bajos, Holanda, Netherlands o como quieras llamarle tiene entre sus ciudades, una de las capitales más modernas en todo el mundo. Sin embargo, cuando hablamos de modernidad no es en referencia a sus edificios o que hay algún auto volador, cosa que no tiene ningún país hasta el momento.

Su capital, Ámterdam será la primera en tener en sus salas de cine visores Samsung Gear VR y Galaxy S6 en su interior, es decir, las proyecciones cinematográficas podrán ser vistas en realidad virtual, pero solamente con cintas ejecutadas en 360 grados. Sin duda, una innovadora idea, la cual tendrá el objetivo de convencer a los cinéfilos que esperan una pantalla grande con un sonido “envolvente”.

Ámsterdam es una de una de las capitales del mundo con mayor apertura, es decir, fue uno de los primero países en legalizar la marihuana y hacer de su venta-consumo una práctica rutinaria. Además, existen más bicicletas que automóviles, cuando en la Ciudad de México sigue el problema de la contaminación, a causa del cúmulo de carros que hay en la ciudad; por tal motivo, se han ejercido diferentes medidas para disipar este problema de orden sanitario.

En cambio, Ámsterdam no sólo tiene una mentalidad abierta, sino esas mismas reglas que interpuesto se hacen respetar como castigos severos por el maltrato animal o la legalización de la prostitución. En ocasiones, la tecnología no debe ser de qué modo avanzó el último modelo de un automóvil o de un celular, sino cómo ayudar a las personas a facilitar su día a día, tal y como lo hacen los ejemplos antes citados.

Además, por si fuera poco, existen pisos que generan energía con la fricción de los pasos de la gente; hay, también, puentes verdes, los cuales tiene un objetivo primordial: coexistir con la flora y fauna de la ciudad. Ámsterdam no es el prototipo de las capitales del mundo de hoy, sino el camino a una vida más sustentable y con mayor equilibrio en sus reglas para favorecer a todos; no a una mayoría o minoría, sino a toda su población.

Tal vez, la capital de Holanda no es la primera economía, pero si ha puesto las bases para ser una de las metrópolis más avanzadas del mundo, sin la necesidad de hacer gastos como en desarrollo de armamento como los Estados Unidos o Corea del Norte. Asimismo, si la gente decide trasladarse en carro y es eléctrico, es una de las orbes con un centro de recarga cada 50 metros.

Las opciones son diversas para encontrar en Ámsterdam donde hay un desarrollo de todo tipo, tal es el caso de las casas flotantes. Aunque pensamos que la verticatilidad es la opción más barata y eficiente en las ciudades, también esta opción es a considerar para aquellas naciones con poco espacio territorial; además, de ser rodeadas por el mar.

Holanda es el ejemplo para todo el mundo que se puede sobrevivir a los tabús como las sexo servidoras, a convivir con la fauna y la flora con sus puentes exclusivo para personas y animales; a dejar a un lado los contaminantes del carro y tomar una bici para moverse y producir energía mientras uno camina.